BÓTOX, TACTO y MÚSICA por Maite Beleña

En numerosas ocasiones vemos ejemplos de la relación que existe entre la ciencia y la música: en el cerebro interactúan distintas áreas para coordinar varios sentidos, a los niños desde temprana edad se les empieza a estimular con sonidos, o vemos la relación entre las matemáticas y la medición de los ritmos musicales.

Pero, ¿cómo se puede relacionar este arte tan preciado con la dermatología? Tenemos el caso, y no uno sino varios, de pacientes que son músicos profesionales y se dedican plenamente a ello. Sin embargo, hay algunos que conviven con una patología que afecta entre el 1% - 3% de la población: la hiperhidrosis.  Y hay muchas otras profesiones como arquitectos, informáticos, profesores, sastres o estudiantes. 

Se trata de un exceso de sudoración que puede ser generalizada o focalizada. En este último tipo puede ser: palmar, plantar, axilar o facial. La función de las glándulas sudoríparas es la regulación de la temperatura corporal, y ello está controlado por el sistema nervioso simpático, por eso se dice que las situaciones de estrés afectan enormemente al funcionamiento en exceso de la secreción de dichas glándulas.

Para el paciente supone una gran afectación en su calidad de vida, en su entorno más cercano, produciendo también inseguridad en las relaciones sociales o en el trabajo. En el ejemplo de la vida de un músico apreciamos diferentes situaciones a las que debe enfrentarse continuamente: exámenes de instrumento, audiciones frente a un tribunal, conciertos, grabaciones…Las manos son el primer instrumento del que se vale un músico, por lo que la hiperhidrosis palmar puede suponer un grave problema que tiene fácil solución mediante el tratamiento con toxina botulínica. El dermatólogo inyecta de forma subcutánea el bótox, que bloquea de manera temporal la corriente nerviosa y así reduce la actividad de las glándulas.

En la sudoración axilar contamos con un excelente tratamiento además de la toxina botulínica, se trata del sistema Miradry. Es un procedimiento eficaz y seguro, aprobado por la FDA. Sin cirugía y de forma permanente se puede tratar este problema mediante un sistema de microondas que actúa sobre la glándula sudorípara directamente.

En Hospital Dermatológico Internacional contamos con los medios tecnológicos y un excelente equipo humano preparado y en continua formación para corresponder a las necesidades de nuestros pacientes.

www.hospitaldermatologico.es


Comentarios

Entradas populares de este blog

HAY SOLUCIÓN PARA EL MAL OLOR DE AXILAS (BROMHIDROSIS): MIRADRY

LESIONES PIGMENTADAS - Capítulo II