Herramientas dermatológicas hechas de luz


por Maite Beleña

Acaban de ser entregados recientemente los premios Nobel por la Real Academia de las Ciencias de Suecia. No sorprende que el Nobel de física haya recaído en tres magníficos científicos por sus revolucionarias invenciones en el campo de la física de los láseres.

Desde que en 1960 se consiguió fabricar el primer láser, la ciencia ha avanzado rápidamente en diversos campos: medicina, física, electrónica, telecomunicaciones… la técnica se ha ido especializando para ir dando solución en cientos de aplicaciones hoy en día.

En el área que nos ocupa, la dermatología, tiene una gran relevancia el uso de esta tecnología que se utiliza a diario con distintos objetivos, tanto clínicos como estéticos. La palabra láser proviene del acrónimo Light Amplification by Stimulated Emission of RadiationEsta magnífica herramienta de luz nos permite realizar uno de los tratamientos más eficaces y satisfactorios, que es el que definimos como láser de fotorejuvenecimiento: la combinación de dos láseres para aportar mayor luminosidad, corregir pequeñas imperfecciones y estimular la fabricación de colágeno nuevo. Por un lado, el láser Q-Switch indicado para pequeñas manchas o léntigos solares que son “borrados” de la piel tanto de cara como de escote y que además añade años innecesariamente. Por otro lado y en la misma sesión, el láser vascular con el que tratamos cuperosis, pequeños angiomas y capilares sanguíneos notables en la piel. Para completar el tratamiento, se realiza un barrido por toda la zona a tratar a dosis muy bajas de energía con las que se estimula las nuevas fibras de colágeno que se van perdiendo a medida que pasa el tiempo.

En conjunto el resultado es una piel más luminosa, más limpia y con el tono más unificado. Algunos pacientes lo comparan con un lifting sencillo, por el buen resultado obtenido en tres sesiones de láser. Posteriormente al tratamiento, unas pautas fáciles de cuidado hacen que se mantenga una piel más joven y renovada por más tiempo.

Un apunte: el Nobel de física ha sido otorgado por la invención de “las pinzas ópticas y su aplicación a los sistemas biológicos”. "Este avance permite manipular objetos extremadamente pequeños como células y virus, e incluso átomos y partículas, con pinzas hechas de luz láser" según palabras de uno de sus inventores: la científica canadiense Donna Strickland.



Comentarios

Entradas populares de este blog

HAY SOLUCIÓN PARA EL MAL OLOR DE AXILAS (BROMHIDROSIS): MIRADRY

LESIONES PIGMENTADAS - Capítulo II

BÓTOX, TACTO y MÚSICA por Maite Beleña