DECÁLOGO DE LAS LESIONES VASCULARES: TRATAMIENTO CON LÁSER

1. Todo paciente con una lesión vascular cutánea debe ser valorado por un dermatólogo especializado en este campo. El diagnóstico correcto es la clave para después aplicar el tratamiento adecuado.

2. El láser que más se utiliza en la edad pediátrica es el láser colorante pulsado. Habitualmente, tras el tratamiento, quedan zonas oscuras (purpúricas) que desaparece entre 7-10 días.



3. El tratamiento de elección de la mancha en vino de Oporto es el láser colorante pulsado.

4. Cuanto antes se trate con láser a los pacientes con mancha en vino de Oporto mejor: se obtiene un mayor aclaramiento y estos niños precisan de un menor número de sesiones. El tratamiento se puede empezar en las primeras semanas o meses de vida.

5. Las malformaciones venosas de la mucosa oral, labios, lengua, etc...responden muy bien a un láser denominado Neodimio YAG.

6. Las cicatrices residuales que puedan quedar de un hemangioma que no haya desaparecido por completo se tratan con láseres fraccionados ablativos, apreciándose unos resultados muy buenos.

7. Hay otras lesiones vasculares como los lagos venosos que aparecen en los labios, los puntos rubíes, las arañas vasculares, las telangiectasias de pacientes con cuperosis, que mejoran también sustancialmente con la aplicación del láser colorante pulsado.

8. Siempre que se haga un tratamiento con láser debe acudir el paciente sin tener la piel bronceada. También debe evitar el sol el mes siguiente al tratamiento para evitar que se pigmente la zona (pigmentación postinflamatoria).

9. El láser se aplica con sedación cuando la lesión es extensa, el niño es pequeño, no coopera lo suficiente o tolera mal este tipo de tratamiento.

10. Los cuidados post-láser consisten en la aplicación de una crema antiinflamatoria por la noche (corticoide suave) y la aplicación de un fotoprotector por las mañanas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

HAY SOLUCIÓN PARA EL MAL OLOR DE AXILAS (BROMHIDROSIS): MIRADRY

5 TRATAMIENTOS PERFECTOS EN INVIERNO